Científicos inyectan isótopos radiactivos para proteger a los rinocerontes

En Sudáfrica, un grupo de científicos han implementado un innovador enfoque para combatir la caza furtiva de rinocerontes. Mediante el “Proyecto Rhisotope”, están inyectando dosis bajas de radioisótopos no tóxicos en los cuernos de rinocerontes vivos. El objetivo es hacer que los cuernos sean inadecuados para el consumo humano y simplificar su rastreo en cruces […]
La entrada Científicos inyectan isótopos radiactivos para proteger a los rinocerontes se publicó primero en Soy Nueva Prensa Digital. En Sudáfrica, un grupo de científicos han implementado un innovador enfoque para combatir la caza furtiva de rinocerontes. Mediante el “Proyecto Rhisotope”, están inyectando dosis bajas de radioisótopos no tóxicos en los cuernos de rinocerontes vivos. El objetivo es hacer que los cuernos sean inadecuados para el consumo humano y simplificar su rastreo en cruces
La entrada Científicos inyectan isótopos radiactivos para proteger a los rinocerontes se publicó primero en Soy Nueva Prensa Digital.  

En Sudáfrica, un grupo de científicos han implementado un innovador enfoque para combatir la caza furtiva de rinocerontes. Mediante el “Proyecto Rhisotope”, están inyectando dosis bajas de radioisótopos no tóxicos en los cuernos de rinocerontes vivos.

El objetivo es hacer que los cuernos sean inadecuados para el consumo humano y simplificar su rastreo en cruces fronterizos internacionales.

Este programa, dirigido por la Unidad de Física de la Salud y Radiación de la Universidad de Witwatersrand en Johannesburgo, ha estado activo durante muchos años.

Al sedar a 20 rinocerontes, los especialistas perforan los cuernos con los radioisótopos y realizan un seguimiento de su salud por seis meses. Si el proceso arroja resultados favorables, se lograría extender hasta los elefantes, pangolines y demás especies.

Pese a que el método hace que los productos derivados de los cuernos sean «esencialmente venenosos para el consumo humano», su verdadera utilidad radica en detectar intentos de contrabando con antelación y evitar que abandonen el país.

Los aeropuertos y puertos sudafricanos ya poseen una infraestructura para captar material radiactivo y protegerse contra armas nucleares.

El profesor James Larkin, líder del programa, asegura que el método no daña a los animales. Veterinarios especializados supervisan cada inserción, y se han tomado precauciones para garantizar la seguridad tanto de los rinocerontes como de sus cuidadores.

La caza furtiva de rinocerontes es un problema grave, cada 20 horas, un rinoceronte muere por su cuerno en Sudáfrica. Estos cuernos, traficados en todo el mundo, los usan en medicinas tradicionales y como símbolos de estatus.

La Fundación Internacional del Rinoceronte registró que alrededor de 499 rinocerontes fueron asesinados en Sudáfrica durante el año 2023. A pesar de esta reducción del 11 % con respecto a 2022, es crucial seguir protegiendo a estas especies.

Sudáfrica alberga aproximadamente el 80% de los rinocerontes blancos y el 30% de los negros a nivel global.

¡Síguenos en nuestras redes sociales y descargar la app!

 Ciencia archivos – Soy Nueva Prensa Digital

Te puede interesar