Dos pistoleros liquidan a un venezolano tras tirotearlo por la espalda

Christian Esleiter Espinel Blanco, un joven venezolano de 22 años, fue asesinado a tiros pese a su intento de buscar refugio. El hecho ocurrió en el barrio Buenos Aires de la parroquia Barbones, en el cantón El Guabo, al verlo tirado en el piso. La noche de este jueves, 20 de junio, se escucharon gritos […]
La entrada Dos pistoleros liquidan a un venezolano tras tirotearlo por la espalda se publicó primero en Soy Nueva Prensa Digital. Christian Esleiter Espinel Blanco, un joven venezolano de 22 años, fue asesinado a tiros pese a su intento de buscar refugio. El hecho ocurrió en el barrio Buenos Aires de la parroquia Barbones, en el cantón El Guabo, al verlo tirado en el piso. La noche de este jueves, 20 de junio, se escucharon gritos
La entrada Dos pistoleros liquidan a un venezolano tras tirotearlo por la espalda se publicó primero en Soy Nueva Prensa Digital.  

Christian Esleiter Espinel Blanco, un joven venezolano de 22 años, fue asesinado a tiros pese a su intento de buscar refugio. El hecho ocurrió en el barrio Buenos Aires de la parroquia Barbones, en el cantón El Guabo, al verlo tirado en el piso.

La noche de este jueves, 20 de junio, se escucharon gritos pidiendo ayuda y cuatro detonaciones, para luego ver que dos hombres se alejaban a velocidad abordo de una motocicleta.

Se detalló que aproximadamente a las 21:30 vieron que Espinel se trasladaba con un amigo en una moto. En ese momento aparecieron los sicarios, también a bordo de una motocicleta, con el claro objetivo de terminar con la vida del joven venezolano.

El amigo que lo acompañaba logró escapar saltando del vehículo y huyendo a pie, pero Espinel no tuvo la misma suerte. Intentó seguir el mismo curso, pero fue alcanzado por los disparos en la espalda.

Herido, se desplomó en una esquina cercana a su hogar. Los asesinos aprovecharon el momento para acercarse y dispararle en la cabeza, asegurándose de que no sobreviviera. Testigos afirman que los sicarios no se apresuraron a huir, sino que dieron vueltas por el lugar antes de marcharse, unos cinco minutos después de perpetrar el crimen.

Ante la noticia, la familia de Christian Espinel llegó al lugar a reconocer su cuerpo, indicando que solo había salido a la tienda a comprar una cola con un amigo, y terminó muerto.

Agentes de la Policía Nacional llegaron y confirmaron el deceso del joven. Cubrieron su cuerpo hasta la llegada del equipo de Criminalística, que se encargó de recoger los indicios balísticos.

Tras el levantamiento de información, según el extracto preliminar, se supo que el ahora fallecido llegó a vivir a dicha parroquia hace cuatro años y actualmente habría estado vinculado al expendio de sustancias estupefacientes.

¡Síguenos en nuestras redes sociales y descargar la app!

 Sucesos archivos – Soy Nueva Prensa Digital

Te puede interesar