Más de 2.000 partituras manuscritas de 1920 fueron halladas

En el Instituto de Artes F. Chopin, tras permanecer cerrado desde 2008, se descubrió un tesoro cultural y patrimonial: más de 2.000 partituras manuscritas y transcriptas que datan desde 1920. Estas partituras incluyen obras musicales, coreográficas y teatrales. Actualmente, 60 de estas joyas se exhiben en la Secretaría de Cultura de Mendoza, ubicada en Gutiérrez, […]
La entrada Más de 2.000 partituras manuscritas de 1920 fueron halladas se publicó primero en Soy Nueva Prensa Digital. En el Instituto de Artes F. Chopin, tras permanecer cerrado desde 2008, se descubrió un tesoro cultural y patrimonial: más de 2.000 partituras manuscritas y transcriptas que datan desde 1920. Estas partituras incluyen obras musicales, coreográficas y teatrales. Actualmente, 60 de estas joyas se exhiben en la Secretaría de Cultura de Mendoza, ubicada en Gutiérrez,
La entrada Más de 2.000 partituras manuscritas de 1920 fueron halladas se publicó primero en Soy Nueva Prensa Digital.  

Descubren 2.000 partituras musicales, coreográficas y otras joyas de más de 100 años de antigüedad

En el Instituto de Artes F. Chopin, tras permanecer cerrado desde 2008, se descubrió un tesoro cultural y patrimonial: más de 2.000 partituras manuscritas y transcriptas que datan desde 1920.

Estas partituras incluyen obras musicales, coreográficas y teatrales. Actualmente, 60 de estas joyas se exhiben en la Secretaría de Cultura de Mendoza, ubicada en Gutiérrez, Argentina.

Lo notable de estas partituras es que no solo contienen la notación musical, sino también coreografías de danzas e incluso escenas de una obra de teatro. Entre los compositores representados se encuentran figuras como Carlos Gardel, Ariel Ramírez, Chopin, Bach y Alberto Williams.

Este hallazgo lograría otorgar un valor trascendental a la música escrita y a las partituras en Mendoza.

Además, resalta la importancia de preservar y estudiar estos documentos, ya que sin ellos, la enseñanza de la música de Bach y otros maestros sería imposible, dado que no quedan alumnos directos de esos períodos.

La directora del instituto, Lissi Entre Ríos, describe el hallazgo como «abrir un cofre, una Caja de Pandora».

Entre las partituras encontradas, varias están escritas con tinta china por el reconocido compositor argentino y pedagogo musical Alberto Williams, mientras que otras llevan la firma del compositor Dante Pelaia, radicado en Mendoza.

Asimismo, se han encontrado obras provenientes de Alemania, Italia, Francia y Londres, sumado a ediciones hechas en dichos lugares y que se hallaban en Argentina por medio de la editorial Ricordi Americana, hoy desaparecida.

La antigüedad de estos documentos, la trascendencia de la música popular que representan y su procedencia de diversas naciones contribuyen a la riqueza cultural de estas joyas que ahora se exhiben.

Además, llama la atención que todas las partituras fueron transcritas por “los copistas”, ya que en 1920 y 1930 no existían las fotocopias. Están hechas a mano con tinta, y se aprecian los detalles.

Las obras se categorizaron según la década en que se crearon, abarcando desde 1920 hasta 1960. Los profesores Jorge López, Gonzalo Villalba, Horacio Reitano y Patricia Herrero fueron de gran ayuda para determinar el valor de los documentos, ofreciendo charlas y visitas guiadas para comprender su relevancia.

¡Síguenos en nuestras redes sociales y descargar la app!

 Ciencia archivos – Soy Nueva Prensa Digital

Te puede interesar