Tesoro español de hace 3 mil años podría ser de origen espacial

Innovadores avances en métodos analíticos han permitido a un equipo de arqueólogos en España desentrañar el enigma del origen de dos artefactos prehistóricos, parte de un tesoro descubierto hace más de cinco décadas. Este hallazgo proporciona una nueva perspectiva sobre uno de los misterios más intrigantes de la arqueología. Los artefactos en cuestión, compuestos de […]
La entrada Tesoro español de hace 3 mil años podría ser de origen espacial se publicó primero en Soy Nueva Prensa Digital. Innovadores avances en métodos analíticos han permitido a un equipo de arqueólogos en España desentrañar el enigma del origen de dos artefactos prehistóricos, parte de un tesoro descubierto hace más de cinco décadas. Este hallazgo proporciona una nueva perspectiva sobre uno de los misterios más intrigantes de la arqueología. Los artefactos en cuestión, compuestos de
La entrada Tesoro español de hace 3 mil años podría ser de origen espacial se publicó primero en Soy Nueva Prensa Digital.  

Tesoro de Villena

Innovadores avances en métodos analíticos han permitido a un equipo de arqueólogos en España desentrañar el enigma del origen de dos artefactos prehistóricos, parte de un tesoro descubierto hace más de cinco décadas.

Este hallazgo proporciona una nueva perspectiva sobre uno de los misterios más intrigantes de la arqueología.

Los artefactos en cuestión, compuestos de hierro y datados en una época considerablemente anterior al inicio del trabajo humano con este metal, han confundido a los expertos durante años debido a su inusual presencia.

En el año 1963, se descubrió en Alicante, España, el conocido Tesoro de Villena, compuesto por 66 piezas, mayoritariamente de oro, y atribuido a la Edad de Bronce, aproximadamente 3000 años atrás.

Dentro de este conjunto, dos piezas destacan por su incongruencia, una semiesfera hueca de hierro con adornos de oro y una sencilla pulsera de hierro.

Forjados con hierro procedente de meteoritos

Su diseño austero contrastaba con la exuberancia del resto del tesoro, y su fabricación planteaba un dilema histórico, dado que la forja del hierro no se inició hasta siglos más tarde.

Una nueva teoría presentada por un distinguido arqueólogo español sugiere que este par de enigmáticos artefactos, fechados entre los años 1500 y 1200 a.C., no se forjaron con hierro terrenal, sino con hierro procedente de meteoritos.

Esta hipótesis lograría explicar la presencia de este metal en una era en la que aún no se había desarrollado su tratamiento en la Tierra, que se estima comenzó a partir del año 850 a.C.

El exdirector de conservación del Museo Nacional de Arqueología de España, Salvador Rovira-Llorens, declaró que una reciente examinación de los artículos reveló un contenido de níquel superior al hierro terrestre, pero en concordancia con el encontrado en meteoritos.

Aunque se requieren estudios adicionales debido al estado oxidado de las piezas del tesoro, esta revelación podría ser la clave para resolver un misterio que ha desconcertado a la comunidad arqueológica durante medio siglo.

¡Síguenos en nuestras redes sociales y descargar la app!

 Ciencia archivos – Soy Nueva Prensa Digital

Te puede interesar